Buscar
  • Vagabond

Tips para viajar sólo, seguro y sin gastar tanto (continuación)


Como te comenté en el anterior post de Tips para viajar sólo, seguro y sin gastar tanto (sino lo has leído aún has clic aquí), te traigo otros tips que no me cupieron en la anterior publicación. De haberlos puesto hubiera estado muy largo el texto y hubiese sido cansado leerlo toooooodo.


Te comento que estos nuevos tips me parecieron un poco más personales y los describo con mayor énfasis en las vivencias de mi viaje en solitario para ilustrar el porqué aconsejo eso. Con la esperanza que te gusten, te sirvan y lo disfrutes te los dejo a continuación.


No te cierres en tu mundo y en tus planes. En mi caso me hospedé en un cuarto compartido mixto (4 literas, es decir 8 camas, en un mismo cuarto donde dormían tanto hombres como mujeres), y un muchacho que ya estaba hospedado en la habitación nos invitó a salir por una cerveza y caminar por la quinta avenida a otro muchacho que había llegado el mismo día que yo y a mí (en Playa del Carmen hay espacios públicos donde se tiene permitido tomar). De ahí nos encontramos con otras personas y nos hicimos amigos de viaje y salimos unas veces más (es por eso que te aconsejo no planear 100% tu viaje como te lo comenté en mi anterior post).


Pregunta. No lo sabes todo, no eres tan bueno orientándote y estás en un lugar que no conoces. Pregunta a los lugareños. Pregunta qué puedes hacer, dónde comer, a dónde van todos a divertirse. Las personas que más conocen un lugar son las que viven ahí.


Platica con las personas. Te puedes llevar consejos que te podrán servir en tu viaje y/o en tu vida e historias que te abren panoramas que no estaban en tu campo de visión. El primer día que llegué al hostal me encontré con una muchacha, viajera en solitario también, que me recomendó unas arepas venezolanas buenísimas a unos pasos del hostal. También tuve la suerte que en el grupo de amigos de viaje que se formó hubo mexicanos, argentinos, canadienses y griegos, y nuestras edades iban de los 24 a los 32 años. Imagínate todas las diferentes historias que se contaron en nuestras reuniones y salidas. Por cierto, que ahí probé el mate, un bebida que en argentina se toma más que el café (eso fue lo que me dijeron los argentinos con los que hablé).


Comida. Prueba de todo. Si vas a una ciudad a la que no has ido te recomiendo pedir de comida algo típico de ese lugar. Dale una oportunidad a ese platillo algo extraño a la vista, y peculiar al gusto. En mi caso al ser Playa del Carmen una ciudad multicultural no perdí oportunidad de comer las empanadas argentinas que me recomendaron mis amigas de viaje de ese país, me fascinaron. Otra amiga de viaje me dio un consejo, “cuando viajes y comas algo que te gustó, cómelo tantas veces como puedas, ya que puede pasar mucho tiempo antes de que puedas probar de nuevo esa comida”. ¿Resultado? me atasqué de empanadas argentinas y subí un par de kilos. Y no me arrepiento de eso.


Quédate un tiempo sólo. Aunque tengas la fortuna de encontrarte con amigos de viaje, te recomiendo ampliamente estar en solitario en algún punto del viaje y te des a la tarea de reflexionar sobre ti, sobre lo que has hecho (sin remordimientos) y a dónde quieres dirigir tu vida. Un viaje en solitario te da mayor perspectiva de lo que puedes hacer e historias inéditas para el futuro.


Haz ejercicio antes del viaje. No quieres quedarte sin aliento cuando salgas a caminar y recorrer la ciudad. No te digo que si eres una persona que no haces nada de ejercicio no puedas ser un viajero, pero la verdad ayuda bastante estar en buena condición si eres como yo, alguien que le quiere sacar el mayor provecho a los viajes y anda de un lado para otro. En mi caso fui al gimnasio durante un poco menos del mes antes de ir de viaje y me sirvió para tener pila durante todos los días de mi travesía.


Equipaje. Lo retomo por que siento que es un punto importante. Si quieres tener mayor movilidad durante tu viaje y ahorrar en tu viaje de avión te recomiendo utilizar una maleta o mochila que pase como equipaje de mano. Puede ser una maleta vertical de 20 pulgadas (cómo ésta), o una maleta duffle con o sin llantas tamaño chica o mediana (cómo la que está acá), o una mochila de camping. Yo elegí la mochila de camping de 40 litros Vagabond en color negro. Me permitió llevar lo siguiente al viaje: 3 pantalones, 2 shorts de vestir y 2 shorts de baño, 4 camisas, 4 playeras, 5 camisetas de interior, 7 boxers, 6 pares de calcetines, un par de acualetas, sandalias y unos tenis, toalla y artículos de aseo personal. Y aún así, con todo eso en la mochila no la sentí tan pesada ya que cuenta con asas acolchonadas y un asa que se amarra a la cintura haciendo que el peso se distribuya por todo el cuerpo.


Ir de viaje en solitario es una experiencia única que muchos blogs de viajes recomiendan hacer una vez en la vida. Entonces ¿Cuál será el próximo lugar al que irás sólo y que disfrutarás a lo grande?


Si te gustó este post compártelo. Hagamos de este mundo un mundo viajero, un mundo Vagabond.


-Vagabond Boy

0 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

Vagabond® 2019 | México | Todos los derechos reservados

Whatsapp 668 396 2139